Es verdad que optamos por la risa en casi todas las situaciones,con excepción de una que otra visita al dentista.
_ Joseph Heller _

Tu salud comienza por una buena sonrisa

Posted: 12 Noviembre 2015 By: Hola.com

La mayoría de nosotros cree conocer la importancia de cepillarse los dientes a diario pero muy pocos conocen la causa principal: la salud. No todo es cuestión de lucir una dentadura lo más blanca posible, ni las caries son el único problema que nos podría llevar de cabeza al odontólogo. Detrás de esto hay una serie de inconvenientes que ponen en riesgo ya no solo la salud de nuestra boca, sino también la de todo nuestro cuerpo.

Pero comencemos por el principio: El ritmo de vida de la sociedad actual hace que descuidemos un aspecto fundamental para la salud en general: la alimentación. Y sí, ingerir los alimentos indebidos también tiene consecuencias para nuestra boca y nuestros dientes. Ante este problema, los expertos aconsejan evitar en la medida de lo posible ciertos alimentos y apostar por otros que favorezcan la salud dental. Desde la Clínica Dental Córdoba del Pozo aconsejan incluir en nuestro menú diario fresas, por su alto contenido natural en xilitol; verduras de hoja verde, ya que requieren mucha masticación y, como consecuencia, una mayor producción de saliva; leche, debido a su alta carga en calcio y caseína; chicle sin azúcar, sobre todo si tras las comidas no podemos cepillarnos los diente y ¡agua, mucha agua!, ya que nos ayuda a arrastrar restos de comida, bacterias y promueve una correcta salivación. Pero desde la clínica también advierten del peligro de abusar de alimentos como los cítricos, por sus ácidos; los caramelos con azúcar, los principales responsables de las caries; el vino, que no sólo ataca al esmalte dental, sino que también produce manchas en los dientes y sequedad bucal y los carbohidratos refinados y las frutas deshidratadas, por su alto contenido en azúcar. -sonrisa- Por otro lado, según el Dr. Héctor Juan Rodríguez, odontólogo especialista en periodoncia y patrono de la Fundación SEPA (Sociedad Española de Periodoncia e implantes dentales), las enfermedades periodontales aumentan, principalmente, el riesgo de sufrir las complicaciones asociadas a la diabetes. "El hecho de que las sustancias inflamatorias que provoca la infección en las encías contribuyan a aumentar la resistencia a la insulina hace que, por ejemplo, las personas que tienen el azúcar descontrolado (prediabetes) aumenten sus posibilidades de desarrollar una diabetes tipo 2. Por eso decimos que la asociación entre estas dos enfermedades es bidireccional, es decir, que no sólo la diabetes aumenta el riesgo de sufrir enfermedades periodontales, sino que las enfermedades periodontales pueden afectar a la diabetes, perjudicando el control de la glucemia".De aquí la importancia de la prevención y, sobre todo, de acudir al especialista adecuado en caso de padecer un problema bucodental. "Los profesionales de la salud bucal tienen una gran oportunidad de identificar diabetes no diagnosticada o prediabetes, en pacientes odontológicos, y referir a esos pacientes a la consulta del médico o especialista" concluye el Dr. Rodríguez. El cepillado es asimismo un aspecto fundamental para presumir de boca sana. Según los resultados de la Encuesta de Salud Oral en España, 1 de cada 3 españoles sólo se cepilla los dientes una vez al día y, durante este proceso, la mayoría no utilizan el hilo dental o los cepillos interdentales. Descuidar este punto fundamental en la higiene de nuestra boca, es la causa de la mayoría de las enfermedades periodontales. Por ello, los especialistas de Sunstar Gum, marca especializada en el cuidado bucodental, nos cuentan los errores más comunes que todos cometemos en nuestra rutina de limpieza bucal: 1-¡No todo es cuestión de dientes! La mayoría nos limitamos a limpiar nuestros dientes y olvidamos que una correcta higiene dental va más allá. La lengua y el interior de las mejillas son focos de bacterias que debemos limpiar si no queremos tener mal aliento. 2- Apuesta por el hilo dental: El cepillo nunca llega a todas las partes de la boca y, por ello, es recomendable ayudarnos con el hilo dental o con los cepillos interdentales para llegar a esas zonas más complicadas. 3-Renovarse o morir….¡congestionada! : Las bacterias tienden a quedarse en el cepillo de dientes por lo que es recomendable que lo renovemos cada dos meses o cada vez que pasemos por alguna enfermedad contagiosa como un resfriado. 4- Pero tampoco hay que pasarse con el cepillado: Los profesionales recomiendan cepillarnos los dientes tres veces al día y, como mínimo, dos minutos. Pero un exceso de limpieza puede ser igualmente dañino ya que podría dañar el esmalte de los dientes, que es la protección natural de los mismos. 5-No tengas demasiada prisa: Sí, hay que lavarse los dientes tras las comidas pero ¡no justo al terminar de comer! Lo recomendable es esperar media hora desde que se ingiere el alimento para evitar que el ácido que se forma al beber o comer dañe nuestros dientes. Si tienes una cita importante, opta por enjuagues bucales o chicles sin azúcar. 6- Elige bien la pasta dentífrica: En la actualidad disponemos de una gran variedad de pastas dentífricas. A la hora de elegir la adecuada, lo importante es consultar con un especialista para que nos recomiende cuál nos vendría bien. Además, se recomienda evitar el uso diario de aquellas que resultan más abrasivas, ya que podrían dañar el esmalte dental.